La dirección IP como medio probatorio

La dirección IP como medio probatorio

Dirección IPSI buscamos en Google “dirección IP” la primera entrada que encontramos es la de la Wikipedia. En Wikipedia se define dirección IP como es una etiqueta numérica que identifica, de manera lógica y jerárquica, a un interfaz (elemento de comunicación/conexión) de un dispositivo (habitualmente una computadora) dentro de una red que utilice el protocolo IP (Internet Protocol), que corresponde al nivel de red del Modelo OSI. Dicho de otra forma más accesible. Es una serie de números (variable según el protocolo de dirección IP que se use), que identifica nuestra puerta de acceso a la red. Antes de la popularización de internet, cuando la forma de conexión normalmente era un módem monopuerto, cada ordenador tenía una dirección IP de acceso a internet. Hoy día, que las conexiones se producen a través de un router, cada ordenador de la red local tiene su propia IP de acceso a la red local (el famoso 192.168.x.x), pero a su vez el router tiene un acceso a internet que es la IP de acceso e identificación en la red de redes.

La IP de acceso a internet puede ser fija (estática) o dinámica. Esta es la clasificación según la asignación de IP por el proveedor. La IP dinámica varía con el tiempo o en cada conexión. Esto se hace para evitar la mayor cantidad de IPs inactivas posible. Cada vez que uno conecta con su proveedor de servicios, se le asigna una IP diferente. Sin embargo, con la IP fija el equipo siempre se conecta con la misma IP a la red. Esto es útil en servidores, sobre todo. El acceso a los mismos por parte de otros equipos sería imposible si su IP (su dirección) variase cada día. ¿Se imagina que su oficina de correos cambiase cada dia de ubicación, sin aviso previo y que usted necesite enviar cartas todos los días?.

A través de medios informáticos se pueden cometer multitud de ilícitos. Los más graves, los penales (calumnias, acosos, estafas, suplantación de identidad, pornografía infantil, etc.), podrían quedar aparentemente impunes. La dirección IP nos daría sin embargo desde donde se ha realizado la conexión para poder detener al delincuente. Sin embargo, no siempre es tan fácil.

El Tribunal Supremo español, en una reciente sentencia (987/2012 de 3 de diciembre de 2012), ha dicho textualmente que “la dirección IP no puede constituirse como prueba suficiente para desvirtuar el principio de presunción de inocencia, sino que debe conjugarse con otras pruebas de cargo suficientes para poder condenar sin paliativos al acusado”. Y es que existen numerosos medios para ocultar la IP de forma que no se sepa desde donde se ha conectado.

Entre los métodos más frecuentes están acceder a través de un ordenador remoto, situado en algún país poco seguro, o bien a través de una gran cantidad de direcciones IP, para que se pierda el rastro, o ambas combinadas.

Otro método es acceder a través de una red Wi-Fi ajena. Aún existen personas que no cierran su red Wi-Fi de forma segura, o incluso que la dejan abierta arriesgándose a que desde su red se cometan graves delitos con total impunidad.

Por eso es necesario alguna prueba más, aparte de la IP para que un Tribunal condene a alguien. Un informe técnico jurídico es imprescindible para poder determinar con claridad el origen real del delito, o, visto desde el otro punto de vista, para poder determinar con claridad la culpabilidad de una persona (en términos jurídicos, para desvirtuar la presunción de inocencia de una persona).

En Zinetik Consultores podemos asesorarle desde el punto de vista jurídico y técnico.

Contáctenos

Comparte este artículo

Deja un comentario

Los datos solicitados son a efectos de identificación y control de spam. No se hará ningún uso de ellos, ni se publicará su dirección de correo. Si lo desea, puede consultar nuestra Política de Privacidad