Telegram vs Whatsapp. ¿David contra Goliath?

Telegram vs Whatsapp. ¿David contra Goliath?

La compra por parte de Facebook de Whatsapp ha traído consigo algunos fenómenos de masas muy interesantes. Es curioso ver como la gente está dispuesta a renunciar a su privacidad en Facebook, pero no lo está en el servicio de mensajería instantáneo por excelencia.

Tanto en España, como en el resto del mundo existe un impresionante fenómeno migratorio a otras apps de mensajería. Entre ellas, sobresale sin duda alguna Telegram.

Puestas una al lado de otra, parecen aplicaciones iguales. La interfaz y el aspecto son casi idénticos. Pero existen notables diferencias que pasamos a analizar.

Telegram vs Whatsapp

Telegram vs Whatsapp

Estas son, en apariencia, las principales diferencias entre ambas aplicaciones. Son diferencias notables pero que además tienen grandes consecuencias desde el aspecto que vamos a tratar aquí. No entraremos en detalles como la posibilidad de hacer grupos de 200 o el soporte en español. Creemos que el principal aporte de Telegram lo tenemos en la privacidad y el multisoporte, además de en que sea de código abierto. Este úlitimo punto le da un especial carácter de seguridad, como luego veremos.

El gran punto a favor de Telegram es el cifrado de datos. Todos los mensajes de Telegram viajan cifrados usando MTProto. que es una combinación de varios algoritmos clásicos de seguridad. Telegram lo considera tan seguro que ofrece 200.000 dólares al primero que consiga romper la encriptación. Esto supone un cierto margen de seguridad. Whatsapp también maneja cifrado de datos, pero hasta donde sabemos, son menos robustos que los de telegram. En principio ambos se almacenan así, cifrados, en servidores, lo cual supone, a la larga, un cierto riesgo. Y aquí es donde Telegram vuelve a sacar ventaja a whatsapp, esta vez por goleada.

Telegram permite los “chat secretos“. ¿Qué significa esto en realidad? Esto significa que podemos establecer chats individuales pero sin pasar por el servidor. De cliente a cliente. Es decir, de teléfono a teléfono. El cifrado además se complementa con una función de intercambio de claves seguras Diffie-Hellman. Este sistema de intercambio de claves simétrico, entre pares que no han tenido contacto previo (no puede ser por tanto prefijada, como la mayoría de claves simétricas), es virtualmente seguro, aunque es potencialmente débil a ataques tipo MiM (Man in the middle), ataques que serían casi imposibles en un sistema asimétrico como el de la firma electrónica, por ejemplo. De todas formas, la combinación de todos los protocolos nos inclinan a pensar en una seguridad muy robusta y extremadamente difícil de atacar, aunque no imposible, como en realidad no lo es ningún sistema.

Además los chats secretos permiten que todo lo que enviamos sea destruido al tiempo de ser enviado (mejor dicho, de ser visualizado por el receptor). Cualquier texto, imagen o archivo que enviemos, puede tener una programación para ser destruido, desde 2 segundos hasta una semana. Como ya hemos comentado alguna vez. Whatsapp presenta problemas a la hora de ser usado por profesionales (médicos, abogados, etc.) en sus comunicaciones con sus clientes. El uso de whatsapp no garantiza suficientemente la seguridad y sobre este tema ya se han pronunciado las Agencias de Protección de datos. Sin embargo este sistema parece garantizar todas las necesidades de la LOPD. A ello dedicaremos en breve otro artículo.

Podemos afirmar con seguridad que esto es así. Al ser de código abierto, Telegram facilita a sus usuarios casi todo el código de desarrollo de la aplicación y cada vez liberan más. Esto permite que cualquier programador compruebe la veracidad de las afirmaciones de Telegram en cuanto a seguridad.

Otra gran ventaja del chat secreto es que NO PERMITE reenviar los mensajes. Con esto se consigue que efectivamente la privacidad se garantice un punto más.

No obstante, lo de la autodestrucción tiene fallas importantes. Hasta donde hemos podido comprobar las fotos se almacenan en el carrete (en iOS) y no se borran de ahí aunque se eliminen del chat. Por otro lado, es posible hacer en cualquier momento una captura de pantalla con la fotografía sin que la aplicación pueda impedirlo. Por lo tanto, si alguien piensa usarlo para [infopopup:sexting], que vaya olvidándolo, porque la imagen se puede reenviar sí o sí sin grandes conocimientos técnicos.

Sin embargo, aunque en cuanto a seguridad es buena, tiene muy importantes fallos de privacidad.

Para empezar comparte con Whatsapp el inconveniente de que, al ser el identificador el número de teléfono, cualquiera que tenga dicho número puede acceder por telegram. No existe ninguna forma de evitarlo, por lo menos de momento.

Además, tiene un gran problema con los bloqueos. No hay forma de bloquear a un usuario y que este no sepa si estás o no conectado. Sí no te llegan sus mensajes, pero él sigue controlando tus movimientos.

No hay posibilidad, por lo menos en las versiones actuales, de impedir que los demás usuarios sepan a qué hora te has conectado o si estás online o no, algo que sí permite con facilidad whatsapp.

Otros dispositivos.

Una ventaja de telegram es la posibilidad de escribir desde otras plataformas y no solo desde los teléfonos móviles. Hemos probado la aplicación para PC todavía en fase Beta y funciona correctamente. Para conectar sencillamente indicamos el número de teléfono. Una vez hecho esto, nos llegará un SMS al móvil con un código y ya podremos utilizar tranquilamente la aplicación.

Decir que en el caso de uso con PC no es posible establecer comunicaciones secretas.

En resumen.

Nos parece una aplicación robusta y estable. Un serio competidor para whatsapp. Faltan por conocer algunos datos como la capacidad de mover un gran tráfico y la seguridad efectiva de los algoritmos de seguridad que incorporan, pero de momento es fiable.

En el momento en que incorporen mensajes de voz o llamadas telefónicas, únicos aspectos en los que whatsapp parece sacarles una franca ventaja, no habrá comparación posible entre ambas

Conforme se vayan produciendo novedades, iremos informando. Podéis estar totalmente informados desde nuestra página de facebook, siguiéndonos en twitter o a través de Google +

Actualización (5/marzo/2014)

Una de las ventajas que anuncia Telegram frente a Whatsapp es la velocidad. Ciertamente es muy difícil comprobar la diferencia de velocidad entre uno u otro en condiciones normales. Miles de factores pueden influir en la recepción de datos que por otra parte no son de tanta envergadura como para poder hacer un test fiable (los archivos más grandes, whatsapp no los admite).

No obstante hemos descubierto que en condiciones de conectividad pésimas (cobertura GPRS o incluso WAP) Telegram es sensiblemente más ágil. La prueba se ha realizado con iOS 7 sobre iPhone 4s (para limitar las condiciones). Iremos informando de posteriores actualizaciones.

Comparte este artículo

Comentario (1)

  • Zinetik Responder

    Hemos introducido una actualización en este artículo. Conforme hagamos nuevos test o telegram o whatsapp saquen nuevas actualizaciones, iremos informando.

    5 marzo, 2014 at 11:49

Deja un comentario

Los datos solicitados son a efectos de identificación y control de spam. No se hará ningún uso de ellos, ni se publicará su dirección de correo. Si lo desea, puede consultar nuestra Política de Privacidad